jueves, 29 de enero de 2015

¿NOS PREPARAN LOS VÍDEO JUEGOS VIOLENTOS PARA MATAR SIN REMORDIMIENTOS?

 Un estudio demuestra por vez primera que la exposición a los vídeo juegos violentos puede desensibilizar a las personas a la violencia en la vida real. este estudio fue llevado a cabo por dos psicólogos de la Universidad de Iowa. Los investigadores definen la desensibilización a la violencia como una "reducción en las emociones relacionadas con la actividad psicológica ante la violencia real" 
El artículo documenta que la exposición a vídeo juegos violentos incrementan los pensamientos agresivos, los sentimientos de enfado, la excitación psicológica y las conductas agresivas. Estudios previos también han dejado constancia de que el 85% delos vídeo juegos contienen algún tipo de violencia, y que al menos la mitad de estos incluyen acciones violentas graves.
Cuando los participantes del estudio que habían jugado con vídeo juegos violentos visionaban violencia real, experimentaban medidas de conductancia de la piel más bajas que los que habían jugado con juegos no violentos (cuando la respuesta galvánica de la piel es baja, ello significa que los estados emocionales que está experimentando el sujeto son bajos, como miedo, enfado, etc.
Los sujetos de la prueba que participaron con vídeo juegos violentos también mostraban tasas cardíacas más bajas cuando visionaban escenas de violencia de la vida real que los sujetos que habían juzgado con vídeo juegos no violentos.
Los autores afirman que "los resultados demuestran que jugar con vídeo juegos violentos - incluso sólo durante 20 minutos - puede hacer que las personas se activen menos fisiológicamente frente a la violencia real. Todo esto parece significar que las personas que juegan con vídeo juegos violentos se habitúan o se acostumbran a la violencia en general, experimentando un entumecimiento fisiológico ante ésta"
Los investigadores concluyen que los vídeo juegos violentos pueden producir una desensibilización ante la violencia. Los niños consumen este tipo de vídeo juegos cada vez con mayor frecuencia, encontrando satisfacción y divertimento en el manejo de los mismos, lo que fomenta el proceso de desensibilización. La reacción natural hacia la violencia no debería ser el disfrute, pero en el caso de los vídeo juegos se produce de esta manera, ocasionando una respuesta paradójica frente a la violencia.
"El universo de los medios de entretenimiento electrónico actuales se puede describir como una herramienta sistemática y efectiva de desensibilización frente a la violencia. Algunas caraterísticas de los vídeo juegos violentos pueden tener efectos más pronunciados que las películas o programas de TV violentos."
¿Acaso no puede ser ésta una de las maneras en que los jóvenes europeos se han ido desensibilizando progresivamente hacia la violencia hasta el punto de ver como viable su alistamiento en grupo terroristas islamistas? El valorar la violencia extrema como factible y como un acto frente al que apenas siento lo que debería sentir, es uno de los primeros pasos para ejercerla sin remordimientos, con el clásico esquema de los buenos frente a los malos.
En otro artículo analizaremos esta posibilidad.


No hay comentarios: