jueves, 26 de enero de 2017

PONENCIA SOBRE SUICIDIO POLICIAL

1ª Ponencia del suicidio en el ámbito policial: Causas y prevención

El pasado martes tuvimos la ocasión de realizar la 1ª conferencia-ponencia en España, que tengamos conocimiento, desde nuestra Asociación respecto el suicidio en el ámbito policial. El lugar escogido fue el Centro Cívico La Buhaira (Sevilla).
1a-conferencia
No quiero empezar sin agradecer la asistencia al mismo de militares, guardias civiles, policías nacionales, bomberos y policías locales de diferentes municipios de Andalucía. Incluso de familiares de policías que sufrieron la pérdida de un ser querido por suicidio que tuvieron conocimiento de la ponencia y agradecieron nuestro trabajo y labor para que en la medida de lo posible podamos prevenirlo y minimizarlo. Así como miembros de la judicatura y fiscalía o el propio director de la escuela de policía de Andalucía. Y alumnos de la facultad de psicología.IMG-20170125-WA0016.jpg
En este acto contamos con la presencia de:
  • Fernando Pérez Cacho, psicólogo clínico licenciado por la Universidad de Deusto,  lleva 30 años dedicándose a la psicología clínica y la formación policial. Actualmente  ejerciendo la profesión dentro del Departamento de Violencia de Género Consell Insular de Menorca prestando atención psicológica a mujeres víctimas de violencia de género.
  • Casimiro Villegas Montero, ex-miembro de la policía local de Sevilla, con una discapacidad sobrevenida por acto de en enfrentamiento armado. Licenciado en Derecho y verdadero artífice de este evento. Su trabajo a lo largo de más de un año y medio de recogida de datos ha facilitado que se pudiese realizar y mostrarnos datos de una verdadera epidemia que afecta a nuestra colectivo y en general a la sociedad.
  • Vicente Flores Calero, Presidente de AILPOLD, ex-miembro de la guardia urbana de Barcelona expulsado por un discapacidad sobrevenida por acto de servicio. Graduado en Prevención y Seguridad Integral. Máster universitario en Seguridad y Salud en el Trabajo: Prevención de Riesgos Laborales.
Como bien explicó Casimiro, el inicio de todo esto fue un enfrentamiento armado que el mismo sufrió y que acabó, por desgracia para él, en la expulsión del cuerpo mediante un reconocimiento de una incapacidad laboral permanente en grado absoluto. Despojándole de su condición de agente de la autoridad, arma reglamentaria y uniforme. Y todo porque un robo en el interior de su propia vivienda.
A raíz de lo vivido personalmente empezó a buscar casos de enfrentamientos armados parecidos como el suyo y ahí es dónde nos encontramos personas que nos unió en este proyecto.
En esa búsqueda conoció a conoció a Fernando y Ernesto Pérez Vera coautor del libro “La realidad de los enfrentamientos armados” (lectura que recomiendo) y donde se pone de manifiesto que estos sucesos son más comunes de lo que parecen dentro de los colectivos policiales.
fernando_perez_pacho_ernesto_perez_vera_en_la_linea_de_fuego_hoErnesto y Fernando ( de izq. a derecha)
Durante esa búsqueda, Casimiro, detectó otro problema que reflejaba una realidad alarmante. El porcentaje de suicidio en nuestro colectivo supera el doble porcentualmente respecto a cualquier otra profesión.
A tenor de los datos facilitados, en España mueren por esta causa alrededor de 4.000 personas. Por accidente de tráfico fueron 1.160 personas. El suicidio en España es la primera causa de muerte no natural. En este contexto se enmarcó la ponencia respecto a la muerte autoinfligida de muchos policías intentando profundizar en las razones que pueden explicar por qué se suicida un policía en nuestro país cada 15 días.
Estudios recientes como el realizado por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) han acreditado esta “epidemia alarmante”. En el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) 136 miembros de la corporación de todas las categorías se han suicidado desde el año 2000.

El porcentaje de suicidio en nuestro colectivo supera el doble porcentualmente respecto a cualquier otra profesión.

Alrededor de esta problemática existe un silencio mediático y policial que ha provocado que el Ministerio del Interior nunca ofrezca datos oficiales respecto al número de suicidios que tienen lugar en la Policía y en la Guardia Civil y que la prensa tampoco pregunte por ellos. Caso aparte son las policías locales, dónde la descoordinación de más de 2000 cuerpos municipales y cerca de 65.000 agentes de policía municipal vuelve a evidenciarse.
Datos objetivos que reflejan una realidad que debemos afrontar desde la prevención que es multidisciplinar con la máxima normalidad posible mediante el asesoramiento de profesionales.
El tema tratado en sí, merece ser analizado de forma independiente, específica, profunda y dedicarle un largo período de tiempo.
Desde AILPOLD consideramos que existe un nexo causal directo con esta ponencia. Lamentablemente hemos sufrido la pérdida de compañer@s que nos han dejado desde nuestra creación y que no pudieron superar una situación que a cualquiera de nosotros podría sucederle.
Nos encontramos en múltiples ocasiones como nuestra vida da un giro de 180º grados cambiándotela en minutos como consecuencia de un accidente laboral, enfermedad profesional o enfermedad común. A eso se añade en ocasiones la posterior victimización sufrida. Pues debemos añadir a este problema el desamparado de la propia administración la cual procede a expulsarte del cuerpo o con el propio entorno laboral. Apartado este último en el que debemos poco a poco realizar un trabajo de pedagogía para transmitirles como puede cambiarte tu vida de un día para otro encontrándote con una realidad totalmente diferente hasta la que llevabas desarrollando hasta ese momento. Por suerte contamos con el apoyo de much@s compañer@s.
Es en ese momento cuando debemos apoyar más a nuestras fuerzas y cuerpos del estado que en múltiples ocasiones han puesto en juego su integridad física por el bien común de garantizar la seguridad pública. ¿Qué sociedad queremos si no tratamos con dignidad a personas con una discapacidad sobrevenida, más si cabe si esta ha sido por acto de servicio? ¿Es que una persona con discapacidad no puede prestar ningún servicio dentro de la Administración? ¿Es que es un premio o suerte padecer una discapacidad?
Es en ese momento cuando debemos prestarles una ayuda asistencial y no represiva ni de castigo o de acoso. O de un periplo judicial para hacer valer un derecho reconocido legalmente como e sea segunda actividad.
Este acto nos ha dado fuerza para continuar con nuestra causa con más fuerza y ánimos y que repetiremos en otras ciudades de España.
 Fuente: https://ailmed.wordpress.com/2017/01/26/1a-ponencia-del-suicidio/