jueves, 12 de marzo de 2009

UNA NUEVA TÉCNICA DE ENTREVISTA PODRÍA AYUDAR A LA POLICÍA A DETECTAR EL ENGAÑO


Los manuales de policía recomiendan diversos enfoques para ayudar a los investigadores a decidir si el sujeto está diciendo la verdad o está mintiendo. La principal estrategia se centra en las pistas visuales, como el contacto visual y el movimiento corporal. Otra estrategia, la Entrevista de Análisis Conductual, comprende una serie de preguntas sobre las que hay que se piensa que responderán de manera distinta las personas “sinceras” o las “mentirosas.” Estas respuestas serían diferentes a nivel verbal y no verbal.
Sin embargo, la investigación ha mostrado de forma consistente que estas estrategias no son del todo fiables.
El profesor Aldert Vrij explica que “determinadas conductas observables están asociadas a mentir, pero esto no siempre funciona así. La evidencia sugiere que a los mentirosos les preocupa que no les crean, por lo que resulta poco probable que intenten aparentar ser de menos ayuda que los que dicen la verdad. Si tenemos que decir algo sobre quienes mienten es que muestran una tendencia ligeramente mayor a causar buena impresión. Esto hace muy difícil el trabajo del policía.”
Sin embargo, el panorama cambió cuando los investigadores elevaron la “carga cognitiva” al pedir a los sujetos que contaran su historia en orden inverso. El profesor Vrij explica: “Mentir requiere, en determinadas situaciones, mucho esfuerzo mental, y queremos probar la teoría de que, introduciendo una demanda extra , ello puede disparar otras pistas en los mentirosos. Los análisis han mostrado una mayor cantidad de señales no verbales en las historias contadas de forma inversa, haciendo que los policías sean más capaces de discriminar entre los relatos verdaderos y falsos.”
Fuente: Economic and Social Research Council, 2007

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Me sería de gran utilidad que ampliaras la información sobre este tema.

Enhorabuena y gracias.

Anónimo dijo...

deberian aplicarlo a el caso marta del castillo por dios que aparezca ya! seguro que no esta en el rio.

Fernando Pérez Pacho dijo...

En breve espero poder ampliar este tema.
Gracias por vuestra atención.

Prof.Carlés dijo...

Bien, el tema de la entrevista cognitiva es bastante más complejo, evidentemente. El principal problema que genera (aunque le pese al Prof.Garrido, mi ilustre profesor) es que en las entrevistas policiales reales (sobre todo a testigos)pocas veces se pueden dar las condiciones óptimas para desarrollarla.

Respecto a la comunicación no verbal, hay que ser muy prudentes al elegir los manuales policiales; precisamente Vrij (también el catalán Massip, y sobre todo Samantha Mann, una de las investigadoras que más caña han dado en este tema) han vapuleado los manuales yankis más vendidos porque adoctrinan a los policías para que se obcequen con determinados gestos y posturas de los sospechosos, asociándolos indefectiblemente con el engaño.

Investigo en este área desde hace años y cuanto más profundizo, más necesaria veo la cautela a la hora de analizar la CNV en los interrogatorios, porque exige mucha (y muy buena)preparación (existen muchos estereotipos populares muy extendidos entre los policías, como asociar el desvío de mirada a la mentira).

Actualmente no existe en España ninguna entidad que aporte formación SERIA sobre este tema.
En Madrid un centro privado asociado a una Universidad imparte desde hace un par de años un posgrado sobre CNV, pero el perfil del profesorado (en especial de su directora, que no es psicóloga, ni probablemente licenciada) no ofrece garantías científicas en sus enseñazas, pese al supuesto aval del coordinador de la universidad (de la facultad ¡de Historia!).

Espero con interés, Fernando, tus próximas contribuciones al tema. Mientras tanto, ya sabes que me tienes en http://criminalgeographic.blogspot.com/

Prof.Carlés

Fernando Pérez Pacho dijo...

Apreciado Carlés
No puedo quitarte la razón. Es cierto que la búsqueda de marcadores no verbales que puedan mostrar el engaño no están dando los resultados esperados. También es verdad que poco a poco, y gracias a las numerosas investigaciones al respecto, por lo menos se sabe qué es lo que no funciona. Resulta divertido a veces ver cómo en series de TV se hacen interpretaciones sobre las declaraciones de los sospechosos, que si ha mirado hacia la izquierda o la derecha mientras hablaba, etc.
Estoy contigo en que hay mucha paja en todo este asunto y quemuchos centros de enseñanza se aprovechan del "folclore" en torno al asunto.
Creo que la entrevista motivacional puede ser una herramienta prometedora, al igual que el estudio del lenguaje no verbal o las respuestas fisiológicas. Seguramente necesitaremos más años y mucha más investigación.
Yo voy aportando artículos al respecto para que todos se hagan una idea global de cómo están las cosas. Tengo algunos libros de Vrij y espero poder incluir en el blog algunas de sus aportaciones.
Sobre todo muchas gracias por la tuya y quiero que sepas que tu blog me parece de un nivel alto que me sirve de orientación para trabajar en el mío.
Un abrazo de tu amigo
Fernando

Irene Adler dijo...

Hola

¿Qué opinión os merece la Programación Neurolingüísitica?.
¿No considerais probada la asociación de la dirección de la mirada respecto a las variantes de evocación y creación de imágenes?. ¿Os parece un cuento la PNL?

I.

Fernando Pérez Pacho dijo...

Apreciada Irene
Yo no diría que la PNL sea un cuento, ni mucho menos. La dirección de la mirada y otros componentes no verbales no suponen una certeza al 100% de que la gente esté mintiendo o diciendo la verdad. Hasta el momento no hay ningún componente no verbal que, por sí sólo, pueda proporcionar una absoluta certeza sobre la posibilidad de engaño.
Si conoces más en profundidad el tema o tienes alguna aportación que consideres pueda ser de interés para el blog envíamela y lo publicaré con tu permiso.
Un abrazo

QUOVADIS Periódico Universitario dijo...

Hola

Soy psicologo clinico y trabajo como instructor de Competencias Comunicativas en la Academia de Policía, en Nuevo León, México. Me parecen muy interesantes los comentarios que leo en este blog, el cual veo con especial agrado, pues al buscar temas relacionados con la entrevista policial me he encontrado con la dificultad de no haber suficiente material al respecto, y el poco que hay parece muy limitado... y dudoso. Estoy muy interesado en hacer investigacion sobre la entrevista policial y en mi país hay muy poca investigacion sobre el tema, y a nivel policial necesitamos de estrategias efectivas que no nos desvíen de los principios de actuacion policial. Nuevamente felicidades por este espacio y muchas gracias a todos por sus valiosos comentarios. Un abrazo.

Atentamente,

Bayardo Valenzuela Verdugo
Academia Estatal de Seguridad Pública de Nuevo León
quovadis@hotmail.com

Prof.Carlés dijo...

Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre este blog, del amigo Fernando, en el que me honro de participar eventualmente.

Puesto que la entrevista policial es una de mis materias preferidas, con atención prioritaria a los aspectos de comunicación no verbal, estaré encantado de colaborar contigo en lo que me sea posible. Es cierto que no hay demasiado material... de calidad científica; de hecho, la inmensa mayoría de los artículos publicados en revistas policiales se limitan a plasmar las experiencias de los agentes, sin que en muchos casos haya detrás una investigación realizada con método científico.

Para abordar la materia estoy finalizando una ruta concéntrica, en cuyo desarrollo he recopilado todo tipo de artículos de revistas científicas y libros sobre CNV, para ir centrándome finalmente en lo que entiendo que puede ser válido en la entrevista policial. Si no vas a profundizar excesivamente, te recomiendo las publicaciones firmadas por Aldert Vrij y Samantha Mann, auténticos cruzados en la lucha contra los estereotipos difundidos por Inbau et al. (desvío de mirada como signo de engaño y cosas por el estilo); básicamente, vienen a decir que los policías son malos detectores (o no mejores que un estudiante cualquiera) porque se dejan llevar por estereotipos populares que relacionan al mentiroso con una conducta nerviosa (olvidando así el Error de Otelo, como le ha venido en llamar Paul Ekman).

A nivel doctrinal internacional, puedo recomendarte otros autores, no tan conocidos como Ekman (criticado en su metodología por algunos autores jóvenes), aunque sus libros son un magnífico punto de partida (no solo los best sellers). Ya sabrás (por la serie televisiva de la Fox) que es considerado el mayor especialista del mundo en detección de microexpresiones (realizó con Wallace Friedman un atlas con 10.000 microexpresiones faciales, que le sirven de componente indubitado) y ha actuado como formador y asesor de diversas agencias federales norteamericanas. Con todo, lo esencial es no encasillarse con un solo autor, y buscar el contraste y la crítica, ya que la formación del policía debe estar amparada por diversos enfoques suficientemente probados.

Actualmente trabajo en un estudio al respecto, de cuya oportuna publicación daré cuenta en mi blog CRIMINAL GEOGRAPHIC ( http://criminalgeographic.blogspot.com/ ), que te invito a visitar, ya que tus intereses podrían muy bien convertiros en seguidores del mismo.

Un saludo desde España

Prof. Carlés

psicoal dijo...

hola que tal.
me parece muy buena su pagina y me gustaria hacerle una pregunta como conocedor del tema.
por que no se le da importancia a la psicologia policial?, faltan propuestas, o no es costeable para el gobierno, me gustaria saber su punto de vista

Fernando Pérez Pacho dijo...

Apreciado amigo
Gracias por tu aportación. Yo te puedo hablar de España, que es donde vivo y trabajo. No sé cómo está el tema en otros lugares. Creo que poco a poco la psicología en el ámbito policial va formando parte de las herramientas de intervención policial. La versatilidad del enfoque psicológico hace que pueda utilizarse de forma muy variada y en distintos ámbitos.
Cada año imparto un buen número de cursos relacionados con la psicología policial aquí en España a los policías. Pienso que tanto responsables políticos como mandos policiales son cada vez más conscientes de que la policía del siglo XXI necesita nuevas herramientas para realizar intervencines de calidad.
Un abrazo
Fernando